© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Cambiemos se negó en el Congreso a definir la salida de Evo Morales como un golpe de Estado

14/11/2019

 Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie lograron que sus legisladores evitaran referirse a la salida de Evo Morales como "un golpe de Estado" y rechazaran un proyecto del peronismo que así definió la sugerencia de renunciar realizada que las fuerzas armadas bolivianas le hicieron al presidente el domingo. 

 

En sesiones paralelas de ambas Cámaras, los diferentes bloques que apoyaron el Frente Todos (PJ, FpV-PJ, Frente Renovador, partidos provinciales) impusieron su mayoría para aprobar proyectos de resolución, que define como un "golpe de Estado" la salida de Morales. 

 

Los jefes de Cambiemos, el senador Luis Naidenoff y Mario Negri, habían consensuado un texto con un fuerte repudio a la intervención de las fuerzas militares y policiales en los mandatos presidenciales, pero también un rechazo al fraude electoral denunciado por la oposición en las elecciones del 20 de octubre, ratificadas en una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA). 

 

Los jefes de Cambiemos intentaron hasta último momento conciliar un texto que excluyera la frase golpe de Estado y repudiara el fraude electoral. No pudieron. 

 

La redacción tuvo mucha mano de los radicales, que hasta pidieron aplicar la cláusula democrática de la OEA que el organismo se negó a considerar en su sesión del martes, con el embajador argentino presente. 

 

Pero no hubo caso. En Diputados, la sesión se demoró una hora y necesitó un cuarto intermedio para negociar un acuerdo que no fue posible y Negri imploró hasta último minuto. "¡Este es un acto antidemocrático después de invocarla durante 10 horas!", se fastidió tras la derrota, en una votación a mano alzada, para no dejar expuestos. 

 

En su discurso ratificó su rechazo a la aparición de los militares sugiriendo la dimisión, como había hecho el domingo por la noche en las redes, pero no descartó que pueda haberse tratado de una maniobra del presidente saliente. "Me llama la atención que casi no nombró a las fuerzas armadas y sí a la policía", dijo en su discurso de cierre. Dedicó varios minutos a condenar las supuestas maniobras de fraude de Morales. 

 

Naidenoff lo imitó en el Senado y su correligionario Ángel Rozas pidió dialogar minutos antes de votar y el peronista Carlos Caserio lo consideró inútil. "Para nosotros la declaración tiene que decir golpe de Estado. No nos vamos a poner de acuerdo", se negó y casi se cae la sesión porque los radicales querían abstenerse y con su ausencia y la de muchos otros senadores peligraba el quórum. 

 

Fue necesario que dos senadores (Silvia Elías de Pérez y Silvia Giacoppo) que iban a abstenerse, votaran en contra para no frustrar la votación. Los del PRO se opusieron sin presiones y confirmaron la dura interna que mantuvieron estos días con la UCR, que el domingo había calificado de golpe de Estado la salida de Morales pero no pudo hacerlo en el Congreso.

 

En diputados hubo un proyecto de Carla Carrizo y Teresita Villavicencio, aliadas de Lousteau, cuestiona el golpe de Estado en Bolivia y las "prácticas electorales" fraudulentas.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload