BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Inicia el juicio por la muerte de los cuatro brigadistas en un incendio forestal en Guachipas

15/10/2019

 A casi cinco años de las muertes en un incendio forestal de Martín Albarracín (27 años), Víctor Ferreyra (37), Matías Daniel Vilte (22) y Mauricio Valdez (27), sus familiares empezarán a ver recién desde mañana un primer avance en el camino hacia la verdad, lo que tanto tiempo esperaron de parte del sistema judicial salteño desde sus irrecuperables pérdidas.

 

Desde las 8.30 de este martes, en el Salón de Grandes Juicios de la Ciudad Judicial de Salta, se realiza la primera audiencia de debate en la causa conocida como "la tragedia de Guachipas". Estarán en el banquillo de los acusados Víctor Jesús de Ola Castro, Roberto Durnelli y Víctor César Dagum, quienes estaban en los puestos jerárquicos de Defensa Civil de la Provincia cuando fallecieron por carbonización los cuatro agentes de ese organismo. Se los acusa del delito de incumplimiento a los deberes de funcionario público, una figura mucho más leve que la de homicidio culposo que habían planteado parte de los familiares de las víctimas, quienes también solicitaron ampliar las imputaciones a funcionarios de rango más alto, pero sus pedidos fueron, por ahora, desestimados.

 

Las audiencias se extenderán hasta el 31 de octubre. El juicio estará a cargo del juez de Garantías 4, Diego Rodríguez Pipino. La parte acusatoria estará representada de parte del Ministerio Público Fiscal por Mónica Poma. En la querella por el lado de las familias estarán los abogados Fernando Teseyra, Marcelo Arancibia y Carlos Humberto Saravia.

 

La principal acusación que recae sobre Ola Castro, Durnelli y Dagum es por disponer a un equipo de cuatro brigadistas, dos de los cuales estaban contratados para mantenimiento de espacios públicos, sin los elementos de seguridad básicos ni el apoyo necesario para combatir un incendio forestal de gran magnitud que había iniciado el 11 de octubre de 2014 en el paraje La Junta, en Guachipas. El equipo partió hacia esa zona en la tarde del 27 del mismo mes y al día siguiente, el 28, fue cuando se vieron abrazados y sin salida por las fatales llamas en el cerro "El Acheral".

 

"La brigada no era brigada, había dos desmalezadores", dijo a El Tribuno Carlos Saravia, quien representa a los padres de los Albarracín y Valdez en el juicio. "No tenían ni plata para la comida, ellos comieron en la casa de una persona que gentilmente se ofreció el día anterior a la tragedia. Imagínese cuando hablamos del equipamiento cómo estaban", recordó el letrado. "No hubo un criterio uniforme ni eficiente para combatir el incendio", agregó.

 

Matías Daniel Vilte y Mauricio Valdez estaban contratados para limpiar espacios públicos en la capital y no para combatir incendios con la cuadrilla forestal que Defensa Civil mandó a las serranías donde murieron calcinados. Las otras dos víctimas que fallecieron sin oportunidad de escapar del fuego tenían cinco años de servicio y capacitación específica. Eran el encargado de la cuadrilla, Víctor Ferreyra, y Martín Albarracín, quien con su celular pudo grabar las imágenes de su pavorosa muerte, que son una de las principales pruebas de que lo que pasó no fue un accidente.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload

© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina