© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Caso Jimena Salas: Nicolas Cajal quedó imputado por encubrimiento

26/6/2019

 

Nicolás Cajal declaró esta tarde por más de dos horas ante los nuevos fiscales que investigan el crimen de Jimena, asesinada a puñaladas el 27 de enero de 2017, en Vaqueros. El hombre fue imputado por presunto encubrimiento agravado. 

 

Nicolás Federico Cajal Gauffin declaró esta tarde ante los nuevos fiscales que investigan la muerte de su esposa Jimena Salas, quien murió a puñaladas el 27 de enero de 2017, en Vaqueros. Luego de más de dos horas de declaración, el hombre quedó imputado en la causa por el supuesto encubrimiento agravado, pero no quedó detenido.

 

Los fiscales penales Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt, hicieron conocer al hombre de 45 años, las pruebas reunidas en su contra y lo imputaron por supuesto encubrimiento agravado.

 

Cajal concurrió a la audiencia de imputación, acompañado por su abogado defensor particular,  Pedro Arancibia, y luego de que se leyera el decreto de imputación, optó por declarar. La declaración se extendió durante más de dos horas.

 

¿Que pruebas tienen?

Según consta en el acta de imputación, una nueva valoración de los elementos colectados durante la investigación indica que Cajal habría convencido a la madre de Jimena Salas para que el cuerpo de la víctima fuera cremado, después de la muerte violenta de su concubina, lo que “hace sospechar que el mismo tenía la intención de ocultar una evidencia importante”.

 

Otro dato de relevancia que lo incriminaría en el supuesto encubrimiento agravado, es que durante las distintas declaraciones que brindó oportunamente, Cajal habría ocultado al menos tres números de teléfono que tenía al momento del hecho. 

 

Según los fiscales, surgió también como sospechosa la conducta del imputado, respecto de su actitud en la escena del hecho, su reacción ante el hallazgo del cuerpo de quien fuera su pareja y las contradicciones en las que incurrió en sus declaraciones en relación al recorrido realizado para dirigirse al domicilio el día del homicidio de Jimena Salas.

 

En el decreto de imputación, los fiscales Salinas Odorisio y Torres Rubelt dejaron expresa constancia de que la calificación podría modificarse, como consecuencia de los resultados que con posterioridad arroje la investigación. Ratificaron que sigue vigente la reserva de las actuaciones del legajo.

 

Minutos antes de entrar a declarar en el Ministerio Público de Fiscal, Cajal había señalado que no tenía miedo de quedar preso y que lo único que le importaba era que se esclarezca el caso. 

 

“Tengo la tranquilidad y la confianza en que esto se va a esclarecer. Yo soy la víctima en este caso, perdí a mi mujer y  hoy debo ocuparme de mis dos hijas”, confesó. 

 

Cajal declaró ante los fiscales Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt, quienes se hicieron cargo de la investigación luego de que el procurador General de la provincia, Abel Cornejo, los designara como nuevos fiscales. Esto derivó en un giro en la investigación que venía estancada desde hace varios meses.

 

Fuente: El Tribuno

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload