© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Crimen de Cintia Fernández: continua el juicio de un caso cargado de sospechas

14/5/2019

 Están citados cerca de 100 testigos. El hecho ocurrió en 2011 en un departamento de Parque La Vega.El juicio contra Mario Federico Condorí se extenderá hasta el 30 de mayo.

 

Después de ocho años comenzará uno de los juicios más emblemáticos en Salta: el homicidio de Cintia Vanesa Fernández, ocurrido según la investigación el 28 de abril de 2011, el cuerpo de la joven fue hallado cinco días después en su departamento ubicado en Parque La Vega, zona sur de Salta capital. Desde hoy hasta el 30 del corriente mes está programado que se desarrollen las audiencias en la Sala IV del Tribunal, Salón de Grandes Juicios "Dr. Miguel Ragone".

 

Durante la primera jornada se leerá la requisitoria fiscal de elevación a juicio y se expondrán los fundamentos de la actoría civil y querellante. También se podrá escuchar la declaración del imputado, quien, según le confió a El Tribuno en una entrevista exclusiva, hoy hará uso del derecho a declarar frente al Tribunal colegiado.

 

Desde mañana comenzará la recepción de declaraciones testimoniales, están citadas unas diez personas entre quienes se encuentra la madre de la víctima, Ana Fernández. A lo largo del juicio comparecerán más de 90 testigos. Las principales instancias del juicio serán transmitidas en vivo por el canal del Poder Judicial de Salta en Youtube. Se puede acceder a la cuenta desde la página justiciasalta.gov.ar o en youtube.com/user/prensajudicialsalta.

 

El juicio se llevará a cabo con un tribunal colegiado integrado por los jueces Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano (vocal) y Paola Marocco (vocal interina). Por el Ministerio Público intervendrá el fiscal de la UGAP 4, Ramiro Ramos Ossorio. La defensa del imputado estará en manos de Gustavo Adolfo Luna y Hugo Eckhardt. La actoría civil y querellante estará a cargo de Pedro García Castiella y Pablo del Pino.

 

El crimen

El 3 de mayo de 2011, en horas de la noche, Cintia Vanesa Fernández fue encontrada sin vida en su departamento del complejo Parque La Vega de esta capital. La joven falleció por asfixia por sofocación. El informe médico estableció que la víctima presentaba traumatismo de cráneo con hemorragia intracreaneana. Además, presentaba otras lesiones compatibles con golpes. Las pericias determinaron que Cintia Fernández falleció el 28 de abril de 2011.

 

Estaba a punto de recibirse de Licenciada en Genética en la Universidad Nacional de Misiones. Desde su inicio, la investigación fue compleja para determinar quién o quiénes la asesinaron, en el marco de una pésima investigación y preservación de la escena del crimen. A lo largo de todos estos años sobresalió la figura de Ana Fernández, madre de Cintia. Luchadora incansable, hasta el momento peleó para llegar a la verdad y justicia por el crimen de su hija.

 

El cuerpo de Cintia estaba ensangrentado y tapado con una bolsa; los pies estaban vestidos con medias de distintos pares que luego fueron encontrados en la casa de un familiar de Mario Federico Condorí, expolicía de la Provincia de Salta, que llega a juicio procesado, y señalado como presunto autor responsable del homicidio.

 

Las acusaciones de encubrimiento e impunidad realizadas por Ana fueron una constante en estos ocho años de lucha.

"Hubo muchas desprolijidades en todo lo que fue la autopsia de mi hija", aseguraba en 2012. Otras de las resonantes frases de Ana fueron: "El comisario Néstor Píccolo tenía que declarar en la causa de mi hija y se suicidó unos días antes. Para mí no se suicidó, para mí lo silenciaron, porque yo creo que acá hay algo pesadísimo".

 

La frase más impactante y reciente de la madre de Cintia fue: "Si no hay justicia por mi hija, lo haré por mano propia". En este sentido aprovechó para acusar nuevamente al exjuez de instrucción actualmente en el Juzgado de Garantías de Tercera Nominación, Antonio Germán Pastrana. Asimismo, señaló que el magistrado está bien ubicado en ese lugar, "porque garantiza la impunidad de asesinos y violadores". Cabe destacar que el principal acusado del asesinato, Condorí, fue beneficiado con la prisión domiciliaria.

 

El efectivo se desempeñaba en la División Trata de Personas, de ahí las sospechas de que tuvo una clara y evidente protección por parte de los investigadores. Asimismo, a la supuesta protección del imputado se le suma el privilegio que recibió: se le concedió una beca para estudiar abogacía en la Universidad Católica de Salta y es representado por un abogado que se jacta de cobrar altos honorarios por sus servicios. Es por eso la constante pregunta de Ana Fernández: ¿quién lo protege?

 

La señora recordó que en los dos primeros años buscaron imputarla en la causa de su hija y como no pudieron sostener la acusación fueron por el supuesto suicido. "Hubo mucha complicidad, connivencia policial y judicial, el departamento de mi hija estuvo 48 horas en manos de la policía, lo limpiaron y pusieron cosas".

 

El caso de Cintia fue uno de los que dio lugar al nacimiento de la Comisión de Familiares contra la Impunidad, que cada viernes marcha alrededor de Plaza 9 de Julio clamando Justicia. Desde hoy hasta el 30 de mayo se desarrollarán las audiencias en Ciudad Judicial.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload