© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Enojo con los manteros: Denuncian que no acatan el horario permitido

6/11/2018

 

Los comerciantes de las peatonales Alberdi y Florida manifestaron su malestar y preocupación tras el caso del inspector de Control Comercial de la Municipalidad que fue agredido por un mantero la noche del jueves pasado. Aseguran que no se respeta el horario pactado con la Municipalidad, que permitió que los vendedores ambulantes trabajen en las peatonales recién a partir de las 22, cuando están cerrados los negocios, y que la violencia verbal es moneda corriente por las noches en el microcentro salteño.

 

Juan, un joven propietario de un local de ropa para bebé ubicado sobre la peatonal Alberdi, contó que los manteros se instalan a las nueve de la noche. "Me perjudican porque yo vendo ropa y artículos para bebés y muchos de ellos venden lo mismo sin pagar impuestos. Hay competencia desleal".

 

La tensión entre ambulantes y pequeños empresarios se agudiza en épocas de ventas bajas. "La gente no compra porque no tiene plata y lo poco que tiene lo gasta en comida. Ojalá la venta repunte para las fiestas de fin de año", sostuvo.

 

Ofelia, encargada de una juguetería, aseguró que a veces hay cruces con los manteros. "Les pedimos que se retiren cuando nos tapan la vidriera o cuando queremos limpiar afuera, pero nos contestan mal, nos insultan y pegan gritos. La situación no pasa a mayores porque nosotros no les decimos más nada".

 

La mujer considera que la solución al conflicto es "buscar un lugar estable donde ellos puedan trabajar, como mercados de pulgas o freeshop".

 

Jorge Vian: "Los problemas se dan por parte de algunos manteros, no todos"

La comerciante anticipó que para la época de las fiestas el problema será más complejo "porque siempre se llena el centro y no se puede ni pasar por la peatonal".

 

Roberto, propietario de una boutique de ropa femenina de la peatonal Florida, dijo que se siente perjudicado, principalmente durante los días previos a fechas como el Día de la Madre, cuando manteros que venden blusas para mujeres se ponen en la puerta de su local. "Salgo a hablarles de manera cordial. Trato de evitar choques", contó.

 

El hombre se mostró preocupado por el bajo nivel de ventas. "Para el Día de la Madre no cumplimos para nada las expectativas. La realidad es que la crisis económica nos afecta a todos", dijo.

 

"Es difícil llegar a una solución para el conflicto con los manteros. Conozco a muchos que ahora tienen su puesto en el parque San Martín, pero se fueron ellos y vinieron otros", finalizó.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload