© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Villa Lavalle: / Intentó defender a una chica de un asalto y lo mataron

20/10/2017

En el marco de la investigación que se lleva adelante por la muerte de un hombre que resultó apuñalado cuando descendía de un colectivo, se pudo establecer que fue herido cuando defendía a dos mujeres que eran asaltadas en la vía pública. 

 

La Fiscalía Penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a cargo de Pablo Paz, informó que en el marco de la investigación por la muerte de Carlos Alberto Mamaní, ayer se recibió la declaración de dos mujeres, una mayor y una menor, que se fueron testigos del hecho en la intersección de calle Río Piedras y avenida Julio Paz de Villa Lavalle.

 

Según lo relatado, fueron abordadas por una persona que armada, intentaba asaltarlas y en determinado hizo su aparición Mamaní, que descendía del colectivo y evitó que sean despojadas de sus pertenencias. Al interponerse entre las mujeres y el delincuente es que resulta herido mortalmente. 

 

Con este y otros datos aportados en la tarea investigativa, Paz dijo que la División Homicidios trabaja en la identificación del causante. Cabe señalar que los familiares del fallecido se hicieron presentes en la sede de la Fiscalía y fueron asistidos por el Gabinete Interdisciplinario de la Unidad de Graves Atentados. 

 

"No doy más del dolor. Siento que todo es en vano. Hablar, denunciar, porque a mi hijo le arrebataron la vida y nadie me lo va a devolver. Mi hijo era trabajador, electricista.

 

Trabajaba en casas particulares. Me dijeron que defendió a una chica a la que le estaban robando. La Policía me dijo que iba a investigar. A mi hija la asaltaron hace poco también. Anoche (por el miércoles) una vecina me avisó. Salí afuera, fui hasta la esquina y vi a mi hijo tirado", manifestó a El Tribuno Anastasia Guitián, de 70 años, madre del hombre asesinado de una puñalada por uno o más delincuentes el miércoles por la noche, en Villa Lavalle.

 

Ayer al mediodía, la mujer, quebrada de dolor y en medio de una crisis de llanto, aguardaba en su hogar por su hija que realizaba los trámites para la entrega del cuerpo.

Pasadas las 21, un delincuente merodeaba por la zona de la calle Río Piedras y Julio Paz. El ladrón se apostó en una parada de colectivos, al lado del Colegio América Latina y aprovechó la aglomeración de gente que bajaba de un colectivo para intentar robarle a una chica que sería alumna del turno vespertino del establecimiento.

 

En ese momento, Carlos Alberto Mamaní, de 38 años, bajaba del ómnibus y al ver que el delincuente se quería apropiar del celular de la chica, se interpuso entre el ladrón y la joven para evitar que este lograra su cometido.

 

El delincuente, enfurecido, extrajo de entre sus prendas un arma blanca y le asestó una cuchillada en el pecho a Mamaní.

 

La víctima pudo cruzar la calle y se desplomó en la vereda del frente. Quedó en estado inconsciente.

 

Varios vecinos llamaron al 911 para advertir sobre el intento de asalto y el brutal ataque.

Dos móviles policiales acudieron al lugar. Los efectivos hallaron a Mamaní tendido en el piso. Luego arribó una ambulancia del Samec que trasladó al hombre herido en código rojo hacia el hospital San Bernardo.

 

En el centro asistencial se le diagnosticó una herida de arma blanca en el hemitórax izquierdo con perforación en ventrículo izquierdo del corazón, en estado de shock, y paro cardiorrespiratorio por lo que fue inmediatamente ingresado al quirófano. Carlos Mamaní fue operado pero no resistió y murió a las 1.24. Su cuerpo fue trasladado a la morgue judicial para la autopsia por orden de la doctora Analía Alisio de la Unidad de Graves Atentados 2.

 

Mamaní vivía sobre la misma calle, a media cuadra del lugar donde fue ultimado.

Según testigos, el delincuente que mató al hombre es de contextura robusta y estatura media. Vestía una remera azul, pantalón negro y llevaba una gorra blanca.

Hasta el cierre de esta edición no lo habían detenido. Interviene en el caso la División Homicidios y el CIF.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload