© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

Hijo de un sargento de la policía quedó imputado por microtráfico

18/8/2017

 

El lunes pasado, mientras una comisión de policías realizaba una patrulla preventiva en villa María Ester, detuvieron a dos jóvenes con más de medio kilo de marihuana, los mismos fueron imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Uno de ellos es hijo de un sargento de la policía local, quien al enterarse pidió que se siga el proceso penal correspondiente.

 

La causa, según lo informado poro la Fiscalía Penal 4, se inició mientras la patrulla de personal de la División Drogas Peligrosas Sector 4, realizaba tareas de investigación en la esquina de la calle San Felipe y Santiago,donde pudieron divisar a dos jóvenes en actitud sospechosa, uno de los cuales llevaba una mochila.

 

Al seguir de cerca el accionar de los mismos, advirtieron que uno de los jóvenes extrajó de la mochila una balanza a fin de pesar dos envoltorios, los que luego le entregó al otro joven. Ante la situación descrita, los policías demoraron a los sospechosos por infracción contra  la ley 23.737 de estupefacientes.

 

Los mismos, agregaron desde la fiscalía, fueron trasladados a la base del Sector 4 donde en presencia de testigos se les realizaron las correspondientes requisas y fueron identificados como Augusto Miguel Rueda, de 21 años, quien en ningún momento prestó colaboración para la requisa. Pese a ello, se le secuestró una suma de $145, un teléfono celular y entre sus prendas intimas,  un envoltorio con sustancia disecada en forma compactada. Al segundo sujeto, identificado como Cristian Andrés Kenedi, de 25 años, se le secuestró también un teléfono celular y dentro de la mochila que portaba, una balanza gramera, una cinta adhesiva, un picador, un envoltorio de sustancia disecada en forma compacta, una bolsa con 1/4 ladrillo, otra con 1/2 ladrillo y de la misma sustancia.

 

Luego se realizo la prueba de campo y arrojó resultado positivo para marihuana. El peso de la droga secuestrada fue de 643 gramos en total. También se hizo presente en el lugar un sargento, padre de Rueda, quien interiorizado de la situación manifestó que desconocía la actividad de su hijo, no obstante, solicitó que se siga adelante con el proceso penal e incluso pidió que se efectúe una requisa voluntaria en su vivienda, la cual se realizó con resultado negativo.

 

En vista de todos estos elementos de pruebas, el fiscal, Santiago López Soto, imputo a los dos jóvenes el delito de “tenencia de estupefaciente con fines de comercialización” y permanecen detenidos.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload