© 2017 - "El Grito" Radio web. 
Salta, Argentina

BANNER_300x250 (1).gif
gob.jpg

MURIÓ OTRO NIÑO WICHI EN EL CAÑAVERAL, SANTA VICTORIA ESTE

6/7/2017

Valentín Palma, un niño de un año y dos meses falleció el domingo último por una broncoaspiración, provocada a su vez por una enfermedad en los pulmones. Pertenecía a una familia de la Comunidad wichi El Cañaveral, de Santa Victoria Este.

La novedad fue dada a conocer a Nuevo Diario por el dirigente indígena Pedro Lozano, quien indicó que los padres son familiares suyos y por eso se enteró del hecho. 

“Anoche (por el domingo) yo estaba con la madre del chico fallecido. Problemas respiratorios creo que era, y lo habían llevado a las 10 de la mañana al Hospital y dicen que el médico de guardia vio cuando ingresó, no sé si ordenó a los enfermeros de guardia y no apareció más. Dicen que el chico estaba mal. La madre del chico veía que estaba mal y le había dicho a los enfermeros que por favor hagan algo, y no pasó eso, por qué, porque no habían prestado atención, el médico de guardia no prestó atención”, sostuvo Lozano.

El Ministerio de Salud confirmó el fallecimiento del niño, del que informó que pesaba 10.700 kilos, que tenía el carné de vacunación completo y que su tratamiento estaba a cargo de la médica Verónica Mamani. “Causa de la defunción: paro cardiorrespiratorio por broncoaspiración y neumopatología”, precisó el Ministerio.

Añadió que el niño estaba en tratamiento: “Conforme a lo informado por la gerente general del Hospital de Santa Victoria Este, Marcela Quispe, Valentín Palma ingresó al hospital hace 10 días, por un cuadro respiratorio agudo”.

Entonces la médica “solicitó a la familia la internación del niño. El padre se negó y se retiraron del hospital. Tuvo un segundo ingreso en la tarde de ayer, en estado delicado y con neumopatología diagnosticada. A causa de las secreciones y su dificultad para ventilarse se le colocó respirador. Dada la complejidad del cuadro se produjo una broncoaspiración”, precisó el Ministerio de Salud.

“Anoche pasé por el Hospital y vi a la madre llorando, fue como a las diez y media, y le digo ‘qué pasa’ y dice ‘mi hijo se está muriendo, yo vine esta mañana al hospital como a las 10 y derivan a otros pacientes y no están derivando a mi hijo´”.

Lozano reconoció que por el estado en que se encontraba quizás el niño no tuviera posibilidad de sobrevivir, pero insistió en que el médico que lo atendió debió derivarlo a un centro de mayor complejidad. “Al menos si lo derivaban, si algo le pasaba, bueno, algo se preocupó”. Añadió que la familia “es de muy escasos recursos. No tienen ningún plan asistencial. Ni el padre, ni la madre”. 


 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Please reload